Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


II Trimestre de 2008 - "Jesús es maravilloso" 
Lección 12 

La eficacia de su ministerio sacerdotal 

14 al 21 de Junio de 2008 

Resumen de la Lección de Escuela Sabática 



li4¡ti«HNJhii^Ji 



"Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sa- 
cerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos" (Hebreos 8:1 ). 



1. Conocer que Cristo es nuestro Sustituto, Cordero pascual, único y suficiente Sumo 
Sacerdote, Intercesor y Abogado defensor multifacético, que permanece ante el Padre 
según el plan divino de salvación. 

2. Comprender que el santuario representado en la tierra, con todos sus enseres, eran 
tan solo un reflejo del verdadero que está en el cielo y del ministerio salvífico de Jesu- 
cristo allí en favor nuestro. 

3. Hacer cada día de Cristo y su ministerio redentor nuestra razón y propósito de vida, a 
favor de los demás. 



mdrJ,yj.MdJhdrl^ 



El sacrificio del cordero y el ministerio sacerdotal, representados prefigurativamente en el 
santuario terrenal en el tiempo de Moisés e instituidos desde Adán, apuntaban educativa- 
mente al Santuario Celestial, al sacrificio y ministerio intercesor de Cristo en nuestro favor. 
Este sistema educativo no tiene barrera en el tiempo; es un modelo objetivo relevante en 
todo tiempo para entender el ministerio salvífico de Jesucristo, concluido en sus prácticas 
ceremoniales por el servicio misericordioso y transformador de nuestro único y suficiente 
salvador Jesús; en quien podemos tener acceso directo a Dios el Padre. 

1 . Un sistema educativo: ¿Qué propósito tenia Dios al proponer un sistema de sacrifi- 
cios y un ministerio sacerdotal? El plan de salvación implementado desde antes de la 
fundación del mundo requería un sacrificio; la sangre de un cordero que representaba 
la muerte del hijo de Dios, el único suficiente para cumplir la ley divina y por cuyos mé- 
ritos la humanidad toda podía ser rescatada de la muerte eterna, que, como conse- 
cuencia de la desobediencia a esa ley, el pecado exige. Dios se propuso, inmediata- 
mente, en el Edén y en todo momento después con el santuario; enseñarnos objetiva- 
mente ese maravilloso plan redentor. 

m Génesis 3; Éxodo 25:9,23, 30, 31, 37, 38-42; 28:6-12; Levítico 16; Números 28:1- 
6; Mateo 26:26; Juan 6:48-51 ; 8:1 2; Hebreos 9:1 -1 2. 

2. Un modelo objetivo: ¿Por qué es tan importante para nosotros entender el sistema 
del santuario? El santuario terrenal tuvo su función y propósito práctico en la educa- 
ción del pueblo de Israel. Señalaba objetivamente la muerte y el ministerio intercesor 



de Jesucristo. No eran el cordero, ni el sacerdote presente, el elemento salvador, sino 
una figura del verdadero ministerio salvífico que oportunamente seria real en la expe- 
riencia conjunta de la divinidad con la humanidad en Cristo Jesús. Entenderlo era tan 
fundamental entonces como ahora, a fin de creer y aceptar por fe al Cordero de Dios 
como nuestro único suficiente Salvador, en acceso directo ante el Padre. 
m Éxodo 25:9, 23, 30, 31 , 37, 38-42; 28:6-1 2; 40:34, 35; IVIateo 27:51 ; Juan 1 :29. 
Un ministerio salvifico: ¿Cómo puede el ministerio salvífico de Cristo ser efectivo en 
nuestra vida? Las enseñanzas objetivas de los servicios del santuario terrenal cumplie- 
ron su función y propósito en su tiempo como indicadores prácticos de la fe. Y enton- 
ces, por ella, fueron aceptos. A la muerte de Cristo todos estos ritos fueron abolidos; li- 
teralmente expuesto el fin de su desempeño, al rasgarse el velo del templo de arriba 
abajo, y puesta a la vista de todos la santa ley conservada en el arca en la presencia 
misma de la santidad velada hasta entonces; pero manifestada en la gloria del inmacu- 
lado hijo de Dios como Salvador y Redentor de todos los que crean y acepten su mise- 
ricordioso servicio transformador. 
Q Éxodo 32:9-14, 30-32; Números 14:10-20; Daniel 9; Juan 17; Hebreos 2:18; 4:16; 

7:25;8:1-10; 9:11-14; 10:11-17. 
Un servicio misericordioso y transformador: ¿Cuáles son los efectos de la salva- 
ción? El ministerio salvador de Cristo; como un servicio transformador de la misericor- 
dia divina en nuestro favor; produce sus efectos en la experiencia cotidiana de quienes 
se desarrollan por la fe en él. Las experiencias de fidelidad y lealtad que cada cristiano 
vive cotidianamente, muestran la naturaleza de su relación con Cristo y evidentemente 
su identidad con el Padre en marcada diferencia. El conocimiento y la aceptación per- 
sonal de Jesús como sumo sacerdote implican una relación de su carácter y nuestra 
comunión por el estudio de su Palabra y la oración. 
CQ Hebreos 4:1 6; 9:1 1 -1 3, 24-28. 

Un único y suficiente saivador: ¿Cómo Cristo puede constituirse en un salvador perso- 
nal? Cristo, el Hijo de Dios; es el único que humanamente pudo triunfar sobre el peca- 
do y la muerte y con su vida nos ha entregado la esperanza de fe en la certeza de sal- 
vación y vida eterna. Su sacrificio; muerte y resurrección, sellaron una vez y para 
siempre nuestra redención. Toca a cada uno individualmente aceptar y vivir en la cer- 
teza de esa realidad eterna en una experiencia de fe, por una vida transformada y con- 
formada a la ley divina que misericordiosamente en Cristo nos ha abierto el camino 
hasta la presencia misma del Todopoderoso y amante Padre Celestial. 
EQ Hebreos 4:16; 8:10; 10:19-25. 



El ministerio sumo sacerdotal de Cristo provee la identidad de fe del cristiano, en una rela- 
ción fraternal de convivencia espiritual y moral que testifica con la certeza de estar con él y 
por él, en la presencia del Padre en el santuario celestial. La gloria de su divinidad velada 
ante los ojos humanos por su humillada naturaleza en nuestra humanidad, nos otorga una 
nueva naturaleza, cuya influencia redentora deja ver claramente el gran conflicto universal 
y la desafiante tarea de constituirnos en ministradores de su amor a nuevas generaciones 
de fe, 1) Identificados con su carácter; 2) Obedientes a su palabra; 3) En permanente co- 
munión e interacción. Porque solo así la doctrina del santuario tiene verdadera eficacia en 
la experiencia de crecimiento del cristiano verdadero. 

© Cora Duma Escobar de Villareal 

RECURSOS ESCUELA SABÁTICA 
Inscríbase para recibir recursos gratuitos en http://groups.google.com. ar/group/escuela-sabatica?hl=es